Día 8: REPRENSIÓN | 31 Días de Oración por tus Hijos

0
1893
Por Darcy Kimmel

“”Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:7, 9, 11 RV60).

Otra de las necesidades no negociables del corazón de los niños es la de saber que son significativos, que su existencia importa y que marca una diferencia. Un padre les asegura que son importantes cuando se toma el tiempo y hace un esfuerzo por reprenderlos. Nuestra corrección debe decirle a nuestros hijos: “Te amo lo suficiente como para asegurarme de que crecerás para convertirte en una persona [de bien, obediente a Dios y a las autoridades]. Esa es una de las maneras en las que marcarás una diferencia en este mundo”.

La palabra “reprensión” significa literalmente advertir, instar o prevenir. Esto es un muy buen recordatorio de que todas nuestras correcciones deben ser hechas con el mejor interés en mente para el futuro de nuestros hijos. Cuando [nuestra corrección es bíblica] de manera que sus vidas sean significativas, los estamos amando con la gracia. Señor, ayúdame a pensar en ti mientras guío a mi hijo a vivir una vida que sea significativa para ti y para otros.


© Family Matters. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.
Traducción: Ana Lucía Franco León, Ministerios Jesús 24×7
Edición y adaptación: David Franco

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here