Declaración soteriológica

ARTÍCULOS DE AFIRMACIÓN Y NEGACIÓN

ARTÍCULO PRIMERO: EL EVANGELIO
Afirmamos que el Evangelio es la buena noticia de que Dios ha hecho un camino de salvación a través de la vida, muerte y resurrección del Señor Jesucristo para cualquier persona. Esto responde al deseo de Dios de que toda persona se salve.

Negamos que sólo unos pocos elegidos sean capaces de responder al Evangelio mientras el resto está predestinado a una eternidad en el infierno.

Génesis 3:15; Salmo 2:1-12; Ezequiel 18:23, 32; Lucas 19.10; Lucas 24:45-49; Juan 1:1-18, 3:16; Romanos 1:1-6, 5:8; 8:34; 2 Corintios 5:17-21; Gálatas 4:4-7; Colosenses 1:21-23; 1 Timoteo 2:3-4; Hebreos 1:1-3; 4:14-16; 2 Pedro 3:9.

ARTÍCULO SEGUNDO: LA PECAMINOSIDAD DEL HOMBRE
Afirmamos que, a causa de la caída de Adán, toda persona hereda una naturaleza y un ambiente inclinados al pecado y que toda persona capaz de actuar moralmente pecará. El pecado de cada persona trae consigo la ira de un Dios santo, la ruptura de la comunión con Él, el empeoramiento del egoísmo y la destructividad, la muerte y la condena a una eternidad en el infierno.

Negamos que el pecado de Adán haya resultado en la incapacitación del libre albedrío de cualquier persona o haya hecho culpable a cualquier persona antes de que haya pecado personalmente. Mientras que ningún pecador es remotamente capaz de lograr la salvación a través de su propio esfuerzo, negamos que cualquier pecador se salve aparte de una respuesta libre a la atracción del Espíritu Santo a través del Evangelio.

Génesis 3:15-24; 6:5; Deuteronomio 1:39; Isaías 6:5, 7:15-16; 53:6; Jeremías 17:5,9, 31:29-30; Ezequiel 18:19-20; Romanos 1:18-32; 3:9-18, 5:12, 6:23; 7:9; Mateo 7:21-23; 1 Corintios 1:18-25; 6:9-10; 15:22; 2 Corintios 5:10; Hebreos 9:27-28; Apocalipsis 20:11-15.

ARTÍCULO TERCERO: LA EXPIACIÓN DE CRISTO
Afirmamos que la sustitución penal de Cristo [expiación vicaria] es el único sacrificio disponible y efectivo por los pecados de cada persona.

Negamos que esta expiación resulte en la salvación sin la respuesta libre de arrepentimiento y fe de la persona. Negamos que Dios imponga o retenga esta expiación sin respetar un acto del libre albedrío de la persona. Negamos que Cristo haya muerto sólo por los pecados de los que se salvarán.

Salmo 22:1-31; Isaías 53:1-12; Juan 12:32, 14:6; Hechos 10:39-43; Hechos 16:30-32; Romanos 3:21-26; 2 Corintios 5:21; Gálatas 3:10-14; Filipenses 2:5-11; Col. 1:13-20; 1 Timoteo 2:5-6; Hebreos 9:12-15, 24-28; 10:1-18; I Juan 1:7; 2:2.

ARTÍCULO CUATRO: LA GRACIA DE DIOS
Afirmamos que la gracia es la generosa decisión de Dios de proveer la salvación para cualquier persona, tomando toda la iniciativa en proveer la expiación, en ofrecer libremente el Evangelio en el poder del Espíritu Santo, y en unir al creyente a Cristo a través del Espíritu Santo por la fe.

Negamos que la gracia anule la necesidad de una respuesta de fe libre o que no pueda ser resistida. Negamos que la respuesta de fe sea de alguna manera una obra meritoria que gane la salvación.

Esdras 9:8; Proverbios 3:34; Zacarías 12:10; Mateo 19:16-30, 23:37; Lucas 10:1-12; Hechos 15:11; 20:24; Romanos 3:24, 27-28; 5:6, 8, 15-21; Gálatas 1:6; 2:21; 5; Efesios 2:8-10; Filipenses 3:2-9; Colosenses 2:13-17; Hebreos 4:16; 9:28; 1 Juan 4:19.

ARTÍCULO CINCO: LA REGENERACIÓN DEL PECADOR
Afirmamos que toda persona que responde al Evangelio con arrepentimiento y fe nace de nuevo por el poder del Espíritu Santo. Es una nueva creación en Cristo y entra, en el momento en que cree, en la vida eterna.

Negamos que cualquier persona sea regenerada antes o aparte de escuchar y responder al Evangelio.

Lucas 15:24; Juan 3:3; 7:37-39; 10:10; 16:7-14; Hechos 2:37-39; Romanos 6:4-11; 10:14; 1 Corintios 15:22; 2 Corintios 5:17; Gálatas 2:20; 6:15; Colosenses 2:13; 1 Pedro 3:18.

ARTÍCULO SEIS: LA ELECCIÓN PARA LA SALVACIÓN
Afirmamos que, en referencia a la salvación, la elección habla del plan eterno, bondadoso y seguro de Dios en Cristo de tener un pueblo que sea suyo por el arrepentimiento y la fe.

Negamos que la elección signifique que, desde la eternidad, Dios predestinó a ciertas personas para la salvación y a otras para la condenación.

Génesis 1:26-28; 12:1-3; Éxodo 19:6; Jeremías 31:31-33; Mateo 24:31; 25:34; Juan 6:70; 15:16; Romanos 8:29-30, 33; 9:6-8; 11:7; 1 Corintios 1:1-2; Efesios 1:4-6; 2:11-22; 3:1-11; 4:4-13; 1 Timoteo 2:3-4; 1 Pedro 1:1-2; 1 Pedro 2:9; 2 Pedro 3:9; Apocalipsis 7:9-10.

ARTÍCULO SIETE: LA SOBERANÍA DE DIOS
Afirmamos el conocimiento eterno de Dios y su soberanía sobre la salvación o condenación de cada persona.

Negamos que la soberanía y el conocimiento de Dios requieran que Él provoque la aceptación o el rechazo de la fe en Cristo por parte de una persona.

Génesis 1:1; 6:5-8; 18:16-33; 22; 2 Samuel 24:13-14; 1 Crónicas 29:10-20; 2 Crónicas 7:14; Joel 2:32; Salmo 23; 51:4; 139:1-6; Proverbios 15:3; Juan 6:44; Romanos 11:3; Tito 3:3-7; Santiago 1:13-15; Hebreos 11:6, 12:28; 1 Pedro 1:17.

ARTÍCULO OCHO: EL LIBRE ALBEDRÍO DEL HOMBRE
Afirmamos que Dios, como expresión de Su soberanía, dota a cada persona de libre albedrío real (la capacidad de elegir entre dos opciones), que debe ser ejercido al aceptar o rechazar el llamado de gracia de Dios a la salvación por el Espíritu Santo a través del Evangelio.

Negamos que la decisión de la fe sea un acto de Dios y no una respuesta de la persona. Negamos que haya un “llamado eficaz” para ciertas personas que sea diferente de un “llamado general” a cualquier persona que escuche y entienda el Evangelio.

Génesis 1:26-28; Números 21:8-9; Deuteronomio 30:19; Josué 24:15; 1 Samuel 8:1-22; 2 Samuel 24:13-14; Ester 3:12-14; Mateo 7:13-14; 11:20-24; Marcos 10:17-22; Lucas 9:23-24; 13:34; 15:17-20; Romanos 10:9-10; Tito 2:12; Apocalipsis 22:17.

ARTÍCULO NUEVE: LA SEGURIDAD DEL CREYENTE
Afirmamos que cuando una persona responde con fe al Evangelio, Dios promete completar el proceso de salvación en el creyente hasta la eternidad. Este proceso comienza con la justificación, por la cual el pecador es inmediatamente absuelto de todo pecado y se le concede la paz con Dios; continúa en la santificación, por la cual los salvados son progresivamente conformados a la imagen de Cristo por el Espíritu Santo que mora en ellos; y concluye en la glorificación, por la cual el santo disfruta de la vida con Cristo en el cielo para siempre.

Negamos que esta relación sellada por el Espíritu Santo pueda romperse jamás. Negamos incluso la posibilidad de apostasía.

Juan 10:28-29; 14:1-4; 16:12-14; Filipenses 1:6; Romanos 3:21-26; 8:29,30; 35-39; 12:1-3; 2 Corintios 4:17; Efesios 1:13-14; Filipenses 3:12; Colosenses 1:21-22; 1 Juan 2:19; 3:2; 5:13-15; 2 Timoteo 1:12; Hebreos 13:5; Santiago 1:12; Judas 24-25.

ARTÍCULO DIEZ: LA GRAN COMISIÓN
Afirmamos que el Señor Jesucristo comisionó a su iglesia a predicar las buenas nuevas de salvación a todas las personas hasta los confines de la tierra. Afirmamos que la proclamación del Evangelio es el medio de Dios para llevar a cualquier persona a la salvación.

Negamos que la salvación sea posible fuera de una respuesta de fe al Evangelio de Jesucristo.

Salmo 51:13; Proverbios 11:30; Isaías 52:7; Mateo 28:19-20; Juan 14:6; Hechos 1:8; 4:12; 10:42-43; Romanos 1:16, 10:13-15; 1 Corintios 1:17-21; Efesios 3:7-9; 6:19-20; Filipenses 1:12-14; 1


(Esta declaración es el origen del acrónimo PROVIDE, el cual describe la posición soteriológica del Provisionismo.)


Basado en el documento de “Una declaración de la comprensión tradicional de los Bautistas del Sur del Plan de salvación de Dios” (ver la declaración en inglés aquí y la traducción del Prólogo del Dr. Eric Hankins y del comentario del Dr. Leighton Flowers aquí).

IMPORTANTE: Suscribimos esta declaración, que aquí ha sido revisada, editada y adaptada en concordancia con nuestra declaración de fe, filosofía de ministerio, visión y misión y al entendimiento de los temas tratados en la declaración y que el Señor nos ha revelado en su Palabra. Sin embargo, es importante aclarar que no necesariamente compartimos ni sustentamos todas las prácticas y doctrinas de la Southern Baptist Convention (calvinista o tradicionalista).

Traducción y edición: David Franco, Ministerios Jesús 24×7
Última revisión: Diciembre, 2022