Día 11: AVENTURA | 31 Días de Oración por tus Hijos

0
1460
Por Sue Birdseye

“¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas; que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros. Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección; mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección. Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra. Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros” (Hebreos 11:32-40 RV60).

La otra noche mi hijo y yo empezamos a leer “El Hobbit”. El personaje principal, Biblo Baggins, tiene una reputación de ser poco aventurero. A mi hijo, por otro lado, le encantan las aventuras. Lo sé por el tipo de libros y juegos que elige y también porque desea trabajar en la Marina. Mi pequeño desea ser un guerrero, quiere rescatar y salvar a las personas. Estos versículos me recuerdan que nuestra mayor aventura es vivir una vida en la fe, una fe que nos aliente a defender la verdad, a “seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre” y a “pelear la buena batalla de la fe” (1 Timoteo 6:11-12). Quiero que a mi hijo le apasione el Señor. Yo oro para que a mis hijos les emocione la gran aventura que Dios nos permite vivir cuando vivimos para Él.

Padre, por favor dales a mis hijos un anticipo de la gran aventura que una vida en la fe provee y que se sientan emocionados de vivir contigo tanto aquí como en el cielo. Oro a ti pidiéndote que ellos estén dispuestos y sean valientes para vestirse de tu armadura (Efesios 6:10-20) y busquen servirte y amarte en cualquiera que sea la aventura que tienes planeada para ellos.


© Family Matters. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.
Traducción: Ana Lucía Franco León, Ministerios Jesús 24×7

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here