Día 12: BUENAS OBRAS | 31 Días de Oración por tus Hijos

0
1510
Por Cindi Ferrini

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gálatas 6:7-9 RV60).

Una semilla de manzana crecerá para convertirse en un manzano que dé manzanas. Uno no puede esperar encontrar naranjas en ese árbol. De la misma manera, cuando sembramos buenas obras, podemos estar seguros de que esas buenas acciones seguirán creciendo. No podemos dejar de hacer/sembrar buenas obras cuando las tormentas de la vida nos derriben sino que debemos levantarnos y continuar haciendo aquello que sabemos que es correcto, ¡no solo lo que es fácil, cómodo o divertido! Incluso al podar los árboles se obtiene más y mejor fruta aunque no en esta temporada, sino en la siguiente. Así que cuando haces algo bueno y amable y esa acción no es recibida de la manera que tú esperabas, no te desanimes. Observa cómo florecerá si continúas viendo por el bien de otros.

Oremos para que no nos cansemos de hacer bien a otros. El único que necesita ser testigo de ello para que valga la pena es Dios. Nuestro trabajo es perseverar. Si a Dios le place lo que hicimos entonces habremos hecho bien y Dios lo bendecirá.

[Oremos también para que el Señor nos permita ser ejemplo como “hacedores de la Palabra” para nuestros hijos.]


© Family Matters. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.
Traducción: Ana Lucía Franco León, Ministerios Jesús 24×7
Edición y adaptación: David Franco

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here