Día 15: HONESTIDAD | 31 Días de Oración por tus Hijos

1
2502
Por Darcy Kimmel

“Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Hebreos 4:14-16 RV60).

Ningún padre necesita sentar en el sillón a su hijo y decirle: “De acuerdo, corazón, hoy te voy a enseñar a mentir”. No, ellos son buenos mintiendo desde el principio. La increíble habilidad de un niño de dos años para mentirte es, siendo francos, admirable. Nuestro trabajo es convertirlos en malos mentirosos, atraparlos cada vez que lo hagan y hacerlos responsables por ello. Para construir el atributo de la honestidad en sus corazones, necesitamos hacer que el decir la verdad sea más atractivo que mentir incluso si hay consecuencias negativas.

El enseñarle a los hijos a ser honestos es la respuesta compasiva de un padre amoroso porque sabe que los librará del alto costo de tomar malas decisiones en sus relaciones, su trabajo y su andar con el Señor. Padre celestial, por favor lléname de tu gracia para con mi hijo para animarlo a venir con valentía a pedir perdón cuando se haya equivocado.


© Family Matters. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.
Traducción: Ana Lucía Franco León, Ministerios Jesús 24×7

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here