Día 24: GRATITUD | 31 Días de Oración por tus Hijos

0
837
Por Cindi Ferrini

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas” (Santiago 1:17-18 RV60).

Los modales tienen importancia: decir “por favor” y “gracias” es importante para demostrar amabilidad y gratitud.

Parece que cada vez menos personas sienten la necesidad de escribir notas de agradecimiento y yo no entiendo por qué. Tomemos el ejemplo de dar un regalo. Quien lo da debe considerar primero qué cosa dar para luego buscar el regalo, comprarlo o hacerlo, envolverlo y entregarlo. Tan sólo pensar en el tiempo que eso le tomó debería animar a quien recibe el regalo a decir por lo menos: “¡Gracias por el esfuerzo!”. Al escribir o decir “gracias” cuando recibimos un regalo, estamos reconociendo, de pensamiento y palabra, la amabilidad del dador. A la persona que recibe le tomará sólo 5 minutos escribir un “gracias” a diferencia de las horas que pudo haberle tomado al dador completar la entrega.

Oremos pidiendo a Dios que podamos trasladar esta simple lección sobre gratitud al ámbito de lo que Dios ha hecho por nosotros. Enseñémosle a nuestros hijos a reconocer y a agradecer a Dios por todas las maneras en que nos bendice, nos concede sus dones, nos protege y provee para nosotros. Además, al expresar su gratitud a otros, nuestros hijos aprenderán que es mucho más importante agradecerle a Dios.


© Family Matters. Todos los derechos reservados. Usado con permiso.
Traducción: Ana Lucía Franco León, Ministerios Jesús 24×7

No hay comentarios

Dejar respuesta

catorce + 13 =